Trabajando en la huerta

imgnoticia: 

Los últimos proyectos llevados a cabo en el Programa de Agricultura han sido el acondicionamiento del acceso a la huerta y la fabricación de una compostadora casera.

A nuestra huerta se accece a través de un pequeño puente, que cruza el riachuelo que la separa de la carretera. Durante varios años ese puente ha sido de madera, pero ahora lo hemos construido de hormigón para hacerlo mas estable y duradero:

José Ávila y Joel ultimando el nuevo puente de acceso

También hemos aprovechado para colocar una nueva puerta de acceso y un vallado a la huerta:

La nueva puerta de madera

Con uno de nuestros viejos bidones para el agua y los restos de un tiesto grande de plástico, hemos elaborado una compostadora que nos permitirá disponer de abono orgánico durante todo el año:

Antonio y Joel muestran la compostadora ya montada, en la esquina inferior derecha se ve el detalle de la pequeña puerta que le hemos puesto (que nos permitirá sacar el abono cuando se forme), así como de la rejilla inferior que permite que el compost esté en contacto con el suelo y que podamos mover la compostadora sin perder su contenido

La compostadora, ya pintada ya cacabada, en su ubicación devinitiva. La parte superior se levanta para poder meter los materiales orgánicos que con el tiempo se convertirán en abono

Tinín y Florín transportan los primeros desperdicios de nuestra cocina que irán a parar al fondo de la compostadora

Así luce el interior de la compostadora, muy feo, pero generará abono, que es lo que importa